Recherche

Ser padre, el secreto de la transformación de Amine Harit

28 de octubre de 2019 - 14h40 - Deportes

© Copyright : DR

El centrocampista ofensiva de los Leones del Atlas ha cambiado mucho desde que nació su hija. Esto se refleja en su gran rendimiento en la liga alemana en la que juega. Amine Harit ha confiado el secreto de su gran transformación a la revista francesa Onze mondial.

Sin embargo, el internacional marroquí ha atravesado un largo y difícil período desde el accidente de Marrakech Marrakech , que él mismo provocó y en el que un hombre murió, señala HuffPost. Tras este trágico suceso, Amine Harit Amine Harit ha obtenido resultados desastrosos tanto en su club como con los Leones del Atlas.

Pero hoy, todo parece ir mejor para el joven de 22 años. En efecto, muchos observadores en el mundo del fútbol profesional confirman que el joven jugador ha progresado y ha conseguido superar estos tiempos difíciles.

Amine dice que debe estos cambios a su familia y amigos. Su rendimiento ha sido muy bueno para su club, el FC Schalke 04, y fue elegido "Mejor jugador" del mes de septiembre en la Bundesliga alemana.

"Con mucho sacrificio y trabajo, cambié esta mentalidad de jugador no profesional porque no era un profesional", confirma Amine, a quien a menudo se le ha culpado de su "falta de seriedad y profesionalidad, especialmente en la selección marroquí", señala la misma fuente.

"Amine parece más suave, más tranquilo y en sintonía con su carrera", escribe el mismo medio. En el origen de esta gran transformación y conciencia, el jugador evoca en particular su felicidad al ser padre. "Me di cuenta de las cosas importantes de la vida y de que tenía que trabajar, porque ahora tengo una familia y tenía que dar ejemplo", dijo a la revista francesa.

Gracias a esta gran transformación y a sus buenos resultados, Amine Harit ha conseguido volver a la selección e incluso estaría en la mira del FC Barcelona Barcelona , que se vería "seducido por el entusiasmo y la técnica del joven jugador sobre el terreno de juego".

Por: Bladi.es

Bladi.es